Óliver Díaz nuevo Director Musical del Teatro de La Zarzuela
2015-11-06

En el día de hoy el maestro Oliver Díaz ha sido nombrado por el INAEM Director Musical de este teatro a propuesta del Director del mismo Daniel Bianco.

El maestro Oliver Díaz, cuya foto y brillante currículo internacional se acompaña, ya venía manteniendo una amplia colaboración con nosotros desde la llegada del maestro Cristóbal Soler, en el año 2010, como Director Musical a quien ahora sustituye en el cargo.

Este Teatro quiere expresar su reconocimiento al intenso trabajo desarrollado por Cristóbal Soler al frente de la Orquesta Titular deseándole el mayor de los éxitos en los múltiples proyectos que tiene en cartera; Proyectos que han sido el motivo de su petición de cese al considerar que le era imposible mantener una colaboración tan estrecha y comprometida temporalmente con nosotros.

No obstante, seguimos contando con su presencia en el próximo Concierto de Navidad y en varios de los proyectos que Daniel Bianco está planificando para futuras temporadas.

Óliver Díaz

Director musical del Teatro de la Zarzuela de Madrid desde el 6 de octubre de 2015 y titular de Barbieri Symphony Orchestra (BSO).

Entre 1998 y 2001 se estableció en Baltimore, Estados Unidos, para cursar estudios en el Peabody Conservatory of the John Hopkins University, alternando su aprendizaje con el cometido de maestro correpetidor y asistente en la ópera de la universidad, así como del coro  «Peabody Singers».

En agosto de 2000 decide crear el «New Millennium Internacional Piano Festival» en colaboración con Julian Martin, a quien dirige en concierto junto a otros solistas de prestigioso relieve como Boris Slutsky, Blanca Uribe, Stephen Prustman o Jenny Lin, y funda la Orquesta Sinfónica Millennium, embrión de la futura Orquesta Sinfónica Ciudad de Gijón, de la que es titular desde febrero de 2002.

Ese mismo año conseguiría ser el primer músico español –y único hasta la fecha– seleccionado, admitido y premiado con la beca «Bruno Walter» de dirección de orquesta para estudiar en la neoyorkina Juilliard School of Music con maestros de la talla de Otto Werner Mueller, Charles Dutoit o Yuri Temirkanov.

En su doble faceta de director y solista, ha venido ofreciendo recitales de piano y dirigido desde el atril en España, Portugal, Francia, Alemania, Rumania, Estados Unidos, y Latinoamérica siendo invitado por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, Orquesta Sinfónica de la Comunidad de Madrid, Oviedo Filarmonía, Real Filharmonía de Galicia, Orquesta Sinfónica de Bilbao, Orquesta Sinfónica de Córdoba, New Ámsterdam Symphony, Targu Mures Philharmonic Orchestra, Cluj Philharmonic Orchestra, Sibiu Philharmonic Orchestra, Concert Artist de Baltimore y Orquesta Sinfónica Ciudad de Lima, entre otras muchas.

El dominio y extensión de su repertorio, que discurre desde el barroco hasta los tiempos contemporáneos, hace que sus actuaciones se cuenten por éxitos en obras tan diversas y aclamadas como las Sinfonías de Beethoven; la conocida como «Entartete musik» (música degenerada) de Weill, Schulhoff y Schreker, junto a la pianista Maria Prinz y al flautista de la Orquesta Filarmónica de Viena Dieter Flury; el «Requiem» de Verdi, en compañía del Orfeón Donostiarra y la Orquesta Sinfónica de Bilbao; la cantata «Carmina Burana» de Orff, al timón del Coro y Orquesta de la Filarmónica de Transilvania; «Historia de un soldado» de Stravinsky, con la Orquesta Sinfónica de Asturias y buena parte del extenso catálogo musical para piano y orquesta.

Así, sobresale el repertorio norteamericano de compositores como Gershwin, Copland y Bernstein, al lado de intérpretes tan destacados como el clarinetista Philippe Cuper y, naturalmente, el repertorio español con títulos tan emblemáticos como «El sombrero de tres picos», «El amor brujo» y «Noches en los jardines de España» de Manuel de Falla; las «Danzas fantásticas» de Joaquín Turina o el «Concierto de Aranjuez» de Joaquín Rodrigo, por citar sólo algunos, que ya ha afrontado con lucimiento en compañía de los guitarristas clásicos Miguel Trápaga y Franco Platino.

En el terreno operístico ha conducido con afianzada solvencia «Lucia di Lammermoor», «Aida», «La Traviata», «Rigoletto», «La Bohème», «Tosca», «Madama Butterfly», «Carmen» y «El barbero de Sevilla» en distintos auditorios y coliseos.

En 2011 hizo su presentación en el Teatro Nacional de La Zarzuela al mando de la popular «Luisa Fernanda» y en 2012, tras rubricar una brillante versión de «Pan y toros» al cumplirse dos siglos de la muerte del escritor y político español Gaspar Melchor de Jovellanos, regresó al famoso escenario madrileño para dirigir «El Gato Montés» y un año después «Marina». Entre los títulos que ya ha liderado frente al atril figuran «Los gavilanes», «El bateo», «Agua, azucarillos y aguardiente», «El juramento» y «La revoltosa».

En 2014 sustituyó al recordado Rafael Frühbeck de Burgos en el reestreno de «Los diamantes de la corona», festejando con su batuta el segundo «bis» de la historia que, medio siglo después, escuchó el Teatro de La Zarzuela, y cuya producción ha sido nominada a los «International Opera Awards 2015».

Pocos meses antes había viajado a Perú, adonde llevó «La del Soto del Parral» al Gran Teatro Nacional de Lima y, bajo el título «Suspiros de España», aterrizó en Rumania con una gran antología del género lírico español.

El permanente interés por las nuevas tendencias estéticas musicales también le había llevado en 2002 al Avery Fisher Hall para debutar en el «Focus Festival», el certamen de música contemporánea más importante de Nueva York.

En 2004 estrenaría la «Rapsodia para piano y orquesta Zahara», del compositor Javier López de Guereña, que dio lugar a la grabación para Elemental Films del documental «Cooking for Jenny» basado en la elaboración, ensayos y posterior estreno de la obra «Zahara» del guionista y director de cine español Félix Cábez. Anteriormente, ya había dejado muestra de su talento para el cine, grabando la banda sonora del largometraje «El refugio del mal» y más tarde llevó a buen puerto el concierto «Varitas y estrellas» que rindió homenaje al neoyorkino John Wiliamns en el Centro Niemeyer de Avilés.

A día de hoy tiene en su haber más de una decena de CD y DVD realizados para los sellos discográficos Subterfuge Records, Infinity Studios, La Factoria Records, GijónDnota, Elemental Films, Warner Music Spain y 18 Chulos Records. Las últimas grabaciones han sido realizadas junto a la Real Filharmonía de Galicia: un trabajo operístico titulado «Bel canto» que protagonizan la soprano Mariola Cantarero y el bajo barítono Simón Orfila, y la efectuada para el sello NAXOS que estará disponible en el verano de 2016.

Su incesante entusiasmo sinfónico sube el diapasón en la propuesta educativa «Música, maestro», que plasma en numerosos conciertos didácticos dirigidos a niños en edad escolar –la última entrega, por ahora, fue la zarzuela fantástica «El paraíso de los niños» en el Auditorio de la Universidad Carlos III de Madrid­?, y se proyecta en propuestas para todos los públicos como el espectáculo «Universo Celta» con motivo del 25 cumpleaños de la mítica banda irlandesa de folk Altan, en el estreno de nuevas obras como «Auga Doce» de Joaquín Durán para conmemorar el «Día de la Música», en celebraciones como la propiciada por la Asociación Musical «Alfredo Kraus» con repertorio ruso a costa de Prokófiev, Mussorgsky, Tchaikovsky y Borodin, o en programas de hondo calado social como el «Concierto Extraordinario de la Cruz Roja» coincidiendo con el 150 aniversario de la institución.

Desde 2010 es miembro del jurado del concurso internacional de canto «Ana María Iriarte», instituido por la fundación homónima de la popular mezzosoprano española para descubrir nuevos talentos vocales en el ámbito de la zarzuela. Asimismo, es vicepresidente de la Asociación Española de Directores de Orquesta, AESDO.

El día primero de enero de 2013 hizo debutar oficialmente a la Barbieri Symphony Orchestra, BSO en el «Concierto de Año Nuevo» que tuvo lugar en el madrileño Teatro de La Zarzuela, consiguiendo un éxito rotundo al frente de esta nueva formación de la que, además de impulsor, es director titular y artístico.

Aquel triunfo inaugural quedó plenamente refrendado un año después en la «Gala» que conmemoró el primer medio siglo de existencia de la Asociación Amigos de la Ópera de Madrid en el Auditorio Nacional de Música, tanto como en el celebrado a comienzos de 2015 en la capital española e inspirado en  una selección del «Don Giovanni» de Mozart.

Ya en el presente año ha dirigido la ceremonia de entrega de los «Premios Líricos Teatro Campoamor» en Oviedo, en el mes de abril debutó «Katiuska» en el Teatro Campoamor y abordará nuevos retos a lo largo de esta nueva temporada como «Rigoletto» en el Teatro Arriaga de Pamplona, «Doña Francisquita» en El Gran Teatro de Lima,  «Los Diamantes de la Corona» en el Teatro de la Maestranza, un concierto a finales de año con el Orfeón Donostiarra y la Orquesta Sinfónica de Bilbao, o el debut en el Teatro Real y El Liceu de Barcelona.


Be sociable share - Se sociable. Comparte.
enviar a un amigo   -    imprimir
Comparte esta noticia en MySpace Comparte esta noticia en Twitter Comparte esta noticia en Yahoo Comparte esta noticia en Google Bookmarks Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en menéame