Solo son mujeres
2015-10-08

 

Carme Portaceli

pone voz a las mujeres y llega a Madrid en 2016 con dos espectáculos protagonizados por ellas

 



"Solo son mujeres"

 

de Carmen Domingo

 

Del 30 de marzo al 17 de abril de 2016

Teatro de la Abadía
Sala José Luis Alonso

 


 

 

Un espectáculo emotivo y descarnado que habla de las mujeres durante la guerra civil.

 

 

Y


"La rosa tatuada"

de Tennessee Williams

 


Del 29 de abril al 19 de junio

 

Teatro María Guerrero

 


La historia de una mujer que se ve obligada a vivir subyugada por un marido que ya no está y los convencionalismos del luto y de una educación tradicional y restrictiva


 

 

En el primer montaje, cinco mujeres que viven nuestra nefasta y terrible guerra fascista llamada "la guerra civil". La autora ha reunido realidad y poesía y ha “dramatizado” algunas historias que sucedieron en la vida real.

 


Éste es un espectáculo multidisciplinar en el que intervienen la danza, la música y la interpretación. El espectáculo plantea una sola voz de la mano de tres mujeres de tres disciplinas distintas. Los personajes están interpretados por la misma actriz, Míriam Iscla, que interactúa con la bailarina Sol Picó, representación de todas las mujeres del mundo, y con la cantante y compositora Maika Makovski, la voz del inconsciente.

 


Las tres disciplinas juntas, teatro (texto), danza y música en vivo servirán para hacer un homenaje a todas aquellas luchadoras, heroínas condenadas al silencio y para hablar de nuestra Memoria Histórica, clave esencial para mirar nuestro futuro.

 


La memoria de la guerra ha ocupado un espacio esencial a las familias de las víctimas y nosotros queremos explicar esta realidad silenciada a cinco voces. Queremos hablar de las mujeres que, por el hecho de serlo, fueron el punto de mira del dictador mientras llevaban adelante a sus familias con los hombres fusilados, desaparecidos o encarcelados, mientras hacían la resistencia a sus pueblos o ciudades, mientras luchaban por un mundo mejor y nadie les ha tenido en cuenta. Heroínas que trabajaron en la resistencia con fuerza y sin olvidar que la lucha por la democracia mató muchos de sus seres queridos y muchas de estas mujeres condenadas a estar en la sombra. La invisibilidad de la lucha y del sufrimiento de las mujeres impregna, incluso, los propios estudios sobre la memoria histórica.

 


Algunas de ellas declararon cosas como: "La única pena que me queda en el cuerpo, después de todo lo que hemos sufrido en esta vida, es morir sin que los jóvenes sepan lo que hemos luchado por tener una democracia en este país" .

 


Las historias en las que nos hemos inspirado están basadas en casos

 

reales de mujeres que sufrieron la violencia y la injusticia de aquel

 

momento de nuestra historia.

 


Una mujer está basada en Matilde Landa, mujer de clase alta, militante del Partido Comunista de España y actualmente considerada como uno de los símbolos más significativos del importantísimo movimiento de las mujeres contra la dictadura franquista. Otra mujer está inspirada en Amparo Barayón. Casada con el escritor Ramón J. Sender, trabajó en organizaciones anarquistas. Otra de estas mujeres está inspirada en Tomasa Cuevas. A los catorce años ingresó en las Juventudes Comunistas de España. Era analfabeta pero con una gran ambición de saber.


En el segundo montaje , Tennessee Williams nos cuenta la historia de una mujer que ha perdido a su marido y decide encerrarse a guardarle luto para siempre. Producto de una educación estructurada y tradicional está convencida de que eso es lo que hay que hacer. Ella vive según las normas impuestas sin ser consciente de que justamente esa es la causa de su sufrimiento.

Además, Serafina es inmigrante y consigue el respeto de sus vecinos con un comportamiento “intachable”. Pero poco a poco descubre la hipocresía de su vida y, sin proponérselo, afloran sus deseos no reconocidos.Tiene que elegir entre el sexo y la muerte, entre la vida y el ostracismo. Y elige vivir, no puede dejar pasar su vida como si tuviera otra, porque no la tiene.

Con esa sensibilidad, el autor construye unos seres que son víctimas de sí mismos viviendo en un mundo en el que los sueños no tienen lugar, en un mundo que les impide encontrar la felicidad.


Be sociable share - Se sociable. Comparte.
enviar a un amigo   -    imprimir
Comparte esta noticia en MySpace Comparte esta noticia en Twitter Comparte esta noticia en Yahoo Comparte esta noticia en Google Bookmarks Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en menéame