DIVINO ESCENARIO. "Aproximaciones a la historia de las artes escénicas" - Esther Merino Peral/ Eduardo Blázquez Mateos - Editorial: Ediciones Cumbres

01.01.14




Las Cortes del temprano Barroco eran ya en sí mismo un organismo teatral, algunas especialmente como la florentina.

Con la etiqueta cortesana devino la regularización sistemática de reglas y herramientas del espectáculo.

Es en este ámbito especulativo y creativo en el cual el escenógrafo cobra amplias dimensiones como representante del artista global y polifacético de la era moderna.

Responsable asimismo de todo el proyecto ideológico del espectáculo promocionado por señores, príncipes y monarcas absolutistas en ciernes.

En sus manos recayó la enorme tarea de construir el entramado estructural de la retórica laudatoria a través de los programas figurativos y literarios de los aparatos de las distintas celebraciones.

Como creadores, igualmente, del género apoteósico por excelencia de la ópera dramática en que culminó la fiesta barroca, debieron ocuparse de tales menesteres además de otros tantos como la coordinación general, de las declamaciones recitativas de los actores y divos varios, e incluso de recopilar la crónica de los eventos para la imprenta, como testimonio para la posteridad.

Vasari, Buontalenti, Torelli, Tacca, Aleotti, Vigarani, Bernini, Guitti, Balbi, Santurini, Burnacini o Bibbiena fueron algunos de los apellidos más insignes de la figura del escenógrafo de estos tiempos, en los que Giulio Parigi sentó las bases de un arte convertido en eminente profesión, que ha tenido su continuidad en las artes escénicas del mundo contemporáneo, en el cine y las últimas tendencias artísticas.


(22x14 cm) 248 paginas







Be sociable share - Se sociable. Comparte.
enviar a un amigo   -    imprimir
Comparte esta noticia en MySpace Comparte esta noticia en Twitter Comparte esta noticia en Yahoo Comparte esta noticia en Google Bookmarks Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en menéame